Testimonios - El Dragón
20868
page-template-default,page,page-id-20868,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-3.2.1,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12.1,vc_responsive
Llevamos solo cuatro meses en El dragón y éste es el primer verano que nuestra hija tiene ganas de volver a la escuela, ¡GRACIAS!.
Gracias por recibirnos, escucharnos, respetarnos y entendernos, pero sobre todo, gracias por educar con tanta dedicación a nuestra hija, haciéndola protagonista de su aprendizaje, despertando su curiosidad, prestando atención a sus emociones y más aun, por conseguir que vaya con ganas de aprender y feliz a la escuela, ¡GRACIAS!
We are grateful to El Dragon school for helping our children become children again as well as balanced, radiant individuals. Previously it had been difficult and painful for us as parents to watch our children becoming unhappy little adults and we found ourselves policing rather than parenting them. The atmosphere at home had been tense and performance oriented. We both felt that our oldest son Anter had a more stressful life than we did. We were afraid that Nuran and Rajan would become like him also. Something had to change.
After a little more than a year at El Dragon, Rajan (aged 7) has learnt to speak up in public and is continually surprising us with his debating skills, Nuran (aged 10) has become more independent, showing a will of her own and Anter (aged 13) has become more confident, at ease with his environment, more loving and aware of his actions.
We have rediscovered the joy of being a family. We are expatriates but we think El Dragon is a school worth staying for in Spain. To sum it up “Happy kids, happy parents, happy family!”
Un gran abrazo,
Tahany y Marek Szumlas
Joaquín, siete años recién cumplidos en julio de 2016.
De su primer año en El Dragón solo puedo decir cosas positivas.
Digamos que lo más importante se resume en pocas palabras, en El Dragón, a Joaquín, se le ha permitido SER.
Es un lugar donde mi hijo ha podido continuar su aprendizaje de forma agradable, desde su propio interés y desde sus necesidades.
Ha podido elegir asistir a aquellos talleres que llamaban su atención y de esa manera, desde esa libertad, aprender a gusto.
Ha podido decidir sin ser presionado aspectos importantes de su adaptación a la escuela. Han sabido respetar sus tiempos y dejarle su espacio.
Respeto y libertad.
También ha experimentado lo que significa convivir de forma democrática.
Dándose cuenta que existe un grupo del que forma parte, que se pueden proponer cosas y que las propuestas se escuchan y las decisiones se toman por mayoría y que hay un lugar y un tiempo para estas acciones.
En resumen, Joaquín ha continuado creciendo y aprendiendo en libertad en El Dragón. No sólo crecer en conocimientos académicos, sino crecer en todas las dimensiones de su ser.
¿Se le puede pedir más a una escuela?
Mi hija de 3 años entró en el Dragón hace 4 meses y su cambio a nivel emocional ha sido espectacular. Ella estaba en una escuela tradicional en la que se normalizan actitudes punitivas y claramente orientadas a que el niño obedezca ciegamente al adulto. Yo poco a poco fui despertando de mi propia ``normalización`` en el tema educativo y descubrí El Dragón y de repente vi con claridad que tipo de acompañamiento quería para mi hija.
Esta escuela, su directora Bárbara y su equipo docente cambió mi vida y la de mi hija, nunca pensé que pudiera existir un lugar en el que a los niños se les deja ser y estar, se les trate con tanto respeto y amor y aprendan de estos adultos maravillosos que son sus guías.
Mi hija estaba apagada, contenida en un frasco de rabia y a los 3 días de entrar en la escuela (increíble, solo 3 días!!!) era otra niña, era feliz! todo el día cantando y sonriendo. Además, ahora es capaz de expresar con claridad lo que quiere y lo que no quiere e igualmente ahora es mucho más autónoma en sus actividades diarias. Doy gracias que existan personas valientes, decididas y maravillosas que hagan lugares como El Dragón.
Llevábamos años buscando un sistema educativo distinto al tradicional, por muchos motivos que no caben en este texto.
Las ideas no son de nadie, las nuevas ideas tampoco, se piensan en nosotros en ciertas coyunturas históricas y locales, afortunadamente está habiendo un cambio a nivel global y cada vez aparecen más escuelas alternativas en España y otros países. Tuvimos la suerte de que El Dragón nacía cerca y nos aventuramos… digo aventuramos en el sentido de que lo nuevo angustia y no está escrito previamente, en ese sentido tiene algo de aventura. Los refranes transmiten dudas y conflictos que se piensan en todos nosotros, superamos aquello de: “más vale lo malo conocido que lo bueno por conocer” y aquí estamos y seguimos.
Mi hija ya tiene 10 años y entra en “presecundaria”, salió de un cole típico, ella no quería cambiar de cole por no perder a sus amigos y a nuestro otro hijo lo sacamos del mismo cole público también, se unieron las diferencias con el sistema educativo a los malos tratos de ciertos profesores y profesoras. El pequeño antes de venir a ElDragón estuvo en un bosque-escuela, otra maravilla que recomiendo.
Creo que lo que puedo aportar a quien lea esto es que me llame y charle conmigo de los temas y dudas que les interese.
Los recuerdos de mi infancia en el cole son muy malos en general, recuerdo ideas o pensamientos que se pensaban en mi día tras día: ¿por qué me traen aquí?,”otro día más igual”, “aguantar aquí sentado estas charlas de los profesores” y un sin fin más… Esos pensamientos o similares seguro que no se producen solamente en mi.Mis hijos ahora, cada mañana cuando les acerco a El Dragón van corriendo al cole, bajan del coche casi sin darme un beso, los sábados y domingos me preguntan que cuándo hay cole porque quieren ir, en vacaciones de verano me preguntan lo mismo. Se me caen las lágrimas al escribir ésto, recordando lo que yo sentía en el autobús cuando iba a los cole cada mañana o lo que sentía los domingos pensando en el lunes.
Ojalá haya en un futuro muchos más colegios como éste o parecidos,ojalá lleguen a ser públicos y subvencionados, éste es uno de los deseos compartidos entre tantos papás y mamás, todos somos gente muy diferente y muy parecida a la vez, las paradojas también existen.
Nada es ideal, nada es perfecto, se me viene la idea de la canción “I never promise you a rose garden”. ElDragón es algo nuevo, la realización de una idea o premisa nueva que va generando algo distinto, las cosas quizás no estén de antemano…”caminante no hay camino, se hace camino al andar…”
La idea de que el sistema educativo tradicional es un fracaso e inadecuado en muchos niveles me convence, partiendo de esta premisa hay mucho que ganar si se sale de ese sistema y métodos.
Trabajo de psicoanalista, aunque no comparto muchas de las obsoletas teorías de Freud, recuerdo ahora que decía que había tres profesiones imposibles: psicoanalizar, gobernar y educar. Entiendo que se refiere a que no puede imponerse algo igual para todos, tampoco la formación ni el método debería ser algo fijo y sin cambios.
Estaría encantado de compartir contigo, futur@ potencial participante lo que se te ocurra: dudas, reflexiones, ideas, conflictos, ilusiones, comentarios, críticas, creaciones...Recomiendo ElDragón por muchísimas razones, las mismas que se irán pensando en ti si investigas y comparas. La crítica y la argumentación científica es a las ideas, no a las personas que las sostienen. Hay que poder criticar las ideas y teorías en las que se basa el sistema tradicional, poder criticar los métodos que usan los profesores como engranajes de una maquinaria que les supera. Criticar el sistema tradicional no es criticar a las personas que están en él. Quizás no se trate de culpables ni responsables, las ideas o teorías nuevas surgen en oposición o reacción hacia a otras ideas o teorías, a nivel argumentativo y con razonamientos coherentes. ElDragón es un colegio fantástico, pero antes hacen falta unas teoría e ideas, que no tienen dueño, que se pueden pensar también en ti y que ya se están pensando si estás leyendo esta web...
Bernado Mateu
A modo de testimonio te envío esto que para mí es la esencia de lo que significa el Dragón...
CONVERSACIÓN REAL DE EMILIO CON SU PADRE UNA TARDE DE MARZO A LA SALIDA DEL DRAGÓN.
-Hola peque, ¿qué tal te ha ido en el cole?
Emilio: (con el pelo lleno de barro y una enoooooorme sonrisa de satisfacción)
-Hola papi .Me lo he pasado guay.
-¿Y qué has aprendido hoy?
-Nada porque hemos estado todo el día jugando a hacer un estanque.
-¿Ah, s?i !parece divertido!
-Claro papi, mira primero hemos mirado un montón de cosas en Internet ( ciclo hídrico, ecosistema, clima , ríos..)
Luego Samu nos ha ayudado a pensar la forma y el tamaño para ver cuanta agua cabe (volumen ,medidas de capacidad, figuras geométricas)
Lo hemos dibujado en el ordenador,(manejo del programa de diseño autocad)
hemos elegido los materiales, hemos contado lo que costaba y lo luego hemos hecho.
¡Mola! ¿Cuando lleguemos a casa me dejas tu ordenador para construir una piscina?

Tenemos dos hijos en el Dragón de 12 y 10 años. Nuestro primer año en la escuela ha sido interesante y apasionante. Desde un primer momento puede llamar la atención como será el desarrollo de conocimientos y habilidades en una escuela como el Dragón: ¿qué aprenderán? ¿cómo? Nuestra experiencia nos dice que merece realmente la pena: los niños aprenden de manera natural los conocimientos clave, se refuerza su curiosidad, se potencia (“y no se quema”) su capacidad de memorizar y sobre todo, desarrollan las habilidades más clave que demandan los puestos de trabajo modernos: inglés, trabajo en equipo, organización de proyectos y comunicación (¡deberías ver como se expresa Nicolás en público!), es decir, competencias que todos pensamos que los colegios deberían potenciar más y que normalmente echamos muchísimo de menos en la educación tradicional. Nuestro agradecimiento a todo el equipo del Dragón por su implicación y cariño. Elegir colegio es una gran responsabilidad, y nosotros estamos felices por el futuro que les estamos labrando a los nuestros.
Beatriz y Fernando

Llevamos solo cuatro meses en El dragón y éste es el primer verano que nuestra hija tiene ganas de volver a la escuela, ¡GRACIAS!.
Gracias por recibirnos, escucharnos, respetarnos y entendernos, pero sobre todo, gracias por educar con tanta dedicación a nuestra hija, haciéndola protagonista de su aprendizaje, despertando su curiosidad, prestando atención a sus emociones y más aun, por conseguir que vaya con ganas de aprender y feliz a la escuela, ¡GRACIAS!
We are grateful to El Dragon school for helping our children become children again as well as balanced, radiant individuals. Previously it had been difficult and painful for us as parents to watch our children becoming unhappy little adults and we found ourselves policing rather than parenting them. The atmosphere at home had been tense and performance oriented. We both felt that our oldest son Anter had a more stressful life than we did. We were afraid that Nuran and Rajan would become like him also. Something had to change.
After a little more than a year at El Dragon, Rajan (aged 7) has learnt to speak up in public and is continually surprising us with his debating skills, Nuran (aged 10) has become more independent, showing a will of her own and Anter (aged 13) has become more confident, at ease with his environment, more loving and aware of his actions.
We have rediscovered the joy of being a family. We are expatriates but we think El Dragon is a school worth staying for in Spain. To sum it up “Happy kids, happy parents, happy family!”
Un gran abrazo,
Tahany y Marek Szumlas
Joaquín, siete años recién cumplidos en julio de 2016.
De su primer año en El Dragón solo puedo decir cosas positivas.
Digamos que lo más importante se resume en pocas palabras, en El Dragón, a Joaquín, se le ha permitido SER.
Es un lugar donde mi hijo ha podido continuar su aprendizaje de forma agradable, desde su propio interés y desde sus necesidades.
Ha podido elegir asistir a aquellos talleres que llamaban su atención y de esa manera, desde esa libertad, aprender a gusto.
Ha podido decidir sin ser presionado aspectos importantes de su adaptación a la escuela. Han sabido respetar sus tiempos y dejarle su espacio.
Respeto y libertad.
También ha experimentado lo que significa convivir de forma democrática.
Dándose cuenta que existe un grupo del que forma parte, que se pueden proponer cosas y que las propuestas se escuchan y las decisiones se toman por mayoría y que hay un lugar y un tiempo para estas acciones.
En resumen, Joaquín ha continuado creciendo y aprendiendo en libertad en El Dragón. No sólo crecer en conocimientos académicos, sino crecer en todas las dimensiones de su ser.
¿Se le puede pedir más a una escuela?
Mi hija de 3 años entró en el Dragón hace 4 meses y su cambio a nivel emocional ha sido espectacular. Ella estaba en una escuela tradicional en la que se normalizan actitudes punitivas y claramente orientadas a que el niño obedezca ciegamente al adulto. Yo poco a poco fui despertando de mi propia ``normalización`` en el tema educativo y descubrí El Dragón y de repente vi con claridad que tipo de acompañamiento quería para mi hija.
Esta escuela, su directora Bárbara y su equipo docente cambió mi vida y la de mi hija, nunca pensé que pudiera existir un lugar en el que a los niños se les deja ser y estar, se les trate con tanto respeto y amor y aprendan de estos adultos maravillosos que son sus guías.
Mi hija estaba apagada, contenida en un frasco de rabia y a los 3 días de entrar en la escuela (increíble, solo 3 días!!!) era otra niña, era feliz! todo el día cantando y sonriendo. Además, ahora es capaz de expresar con claridad lo que quiere y lo que no quiere e igualmente ahora es mucho más autónoma en sus actividades diarias. Doy gracias que existan personas valientes, decididas y maravillosas que hagan lugares como El Dragón.
Llevábamos años buscando un sistema educativo distinto al tradicional, por muchos motivos que no caben en este texto.
Las ideas no son de nadie, las nuevas ideas tampoco, se piensan en nosotros en ciertas coyunturas históricas y locales, afortunadamente está habiendo un cambio a nivel global y cada vez aparecen más escuelas alternativas en España y otros países. Tuvimos la suerte de que El Dragón nacía cerca y nos aventuramos… digo aventuramos en el sentido de que lo nuevo angustia y no está escrito previamente, en ese sentido tiene algo de aventura. Los refranes transmiten dudas y conflictos que se piensan en todos nosotros, superamos aquello de: “más vale lo malo conocido que lo bueno por conocer” y aquí estamos y seguimos.
Mi hija ya tiene 10 años y entra en “presecundaria”, salió de un cole típico, ella no quería cambiar de cole por no perder a sus amigos y a nuestro otro hijo lo sacamos del mismo cole público también, se unieron las diferencias con el sistema educativo a los malos tratos de ciertos profesores y profesoras. El pequeño antes de venir a ElDragón estuvo en un bosque-escuela, otra maravilla que recomiendo.
Creo que lo que puedo aportar a quien lea esto es que me llame y charle conmigo de los temas y dudas que les interese.
Los recuerdos de mi infancia en el cole son muy malos en general, recuerdo ideas o pensamientos que se pensaban en mi día tras día: ¿por qué me traen aquí?,”otro día más igual”, “aguantar aquí sentado estas charlas de los profesores” y un sin fin más… Esos pensamientos o similares seguro que no se producen solamente en mi.Mis hijos ahora, cada mañana cuando les acerco a El Dragón van corriendo al cole, bajan del coche casi sin darme un beso, los sábados y domingos me preguntan que cuándo hay cole porque quieren ir, en vacaciones de verano me preguntan lo mismo. Se me caen las lágrimas al escribir ésto, recordando lo que yo sentía en el autobús cuando iba a los cole cada mañana o lo que sentía los domingos pensando en el lunes.
Ojalá haya en un futuro muchos más colegios como éste o parecidos,ojalá lleguen a ser públicos y subvencionados, éste es uno de los deseos compartidos entre tantos papás y mamás, todos somos gente muy diferente y muy parecida a la vez, las paradojas también existen.
Nada es ideal, nada es perfecto, se me viene la idea de la canción “I never promise you a rose garden”. ElDragón es algo nuevo, la realización de una idea o premisa nueva que va generando algo distinto, las cosas quizás no estén de antemano…”caminante no hay camino, se hace camino al andar…”
La idea de que el sistema educativo tradicional es un fracaso e inadecuado en muchos niveles me convence, partiendo de esta premisa hay mucho que ganar si se sale de ese sistema y métodos.
Trabajo de psicoanalista, aunque no comparto muchas de las obsoletas teorías de Freud, recuerdo ahora que decía que había tres profesiones imposibles: psicoanalizar, gobernar y educar. Entiendo que se refiere a que no puede imponerse algo igual para todos, tampoco la formación ni el método debería ser algo fijo y sin cambios.
Estaría encantado de compartir contigo, futur@ potencial participante lo que se te ocurra: dudas, reflexiones, ideas, conflictos, ilusiones, comentarios, críticas, creaciones...Recomiendo ElDragón por muchísimas razones, las mismas que se irán pensando en ti si investigas y comparas. La crítica y la argumentación científica es a las ideas, no a las personas que las sostienen. Hay que poder criticar las ideas y teorías en las que se basa el sistema tradicional, poder criticar los métodos que usan los profesores como engranajes de una maquinaria que les supera. Criticar el sistema tradicional no es criticar a las personas que están en él. Quizás no se trate de culpables ni responsables, las ideas o teorías nuevas surgen en oposición o reacción hacia a otras ideas o teorías, a nivel argumentativo y con razonamientos coherentes. ElDragón es un colegio fantástico, pero antes hacen falta unas teoría e ideas, que no tienen dueño, que se pueden pensar también en ti y que ya se están pensando si estás leyendo esta web...
Bernado Mateu
A modo de testimonio te envío esto que para mí es la esencia de lo que significa el Dragón...
CONVERSACIÓN REAL DE EMILIO CON SU PADRE UNA TARDE DE MARZO A LA SALIDA DEL DRAGÓN.
-Hola peque, ¿qué tal te ha ido en el cole?
Emilio: (con el pelo lleno de barro y una enoooooorme sonrisa de satisfacción)
-Hola papi .Me lo he pasado guay.
-¿Y qué has aprendido hoy?
-Nada porque hemos estado todo el día jugando a hacer un estanque.
-¿Ah, s?i !parece divertido!
-Claro papi, mira primero hemos mirado un montón de cosas en Internet ( ciclo hídrico, ecosistema, clima , ríos..)
Luego Samu nos ha ayudado a pensar la forma y el tamaño para ver cuanta agua cabe (volumen ,medidas de capacidad, figuras geométricas)
Lo hemos dibujado en el ordenador,(manejo del programa de diseño autocad)
hemos elegido los materiales, hemos contado lo que costaba y lo luego hemos hecho.
¡Mola! ¿Cuando lleguemos a casa me dejas tu ordenador para construir una piscina?

Tenemos dos hijos en el Dragón de 12 y 10 años. Nuestro primer año en la escuela ha sido interesante y apasionante. Desde un primer momento puede llamar la atención como será el desarrollo de conocimientos y habilidades en una escuela como el Dragón: ¿qué aprenderán? ¿cómo? Nuestra experiencia nos dice que merece realmente la pena: los niños aprenden de manera natural los conocimientos clave, se refuerza su curiosidad, se potencia (“y no se quema”) su capacidad de memorizar y sobre todo, desarrollan las habilidades más clave que demandan los puestos de trabajo modernos: inglés, trabajo en equipo, organización de proyectos y comunicación (¡deberías ver como se expresa Nicolás en público!), es decir, competencias que todos pensamos que los colegios deberían potenciar más y que normalmente echamos muchísimo de menos en la educación tradicional. Nuestro agradecimiento a todo el equipo del Dragón por su implicación y cariño. Elegir colegio es una gran responsabilidad, y nosotros estamos felices por el futuro que les estamos labrando a los nuestros.
Beatriz y Fernando